GRANADA, 10 (EUROPA PRESS)

La Caja Rural de Granada, como entidad colaboradora que tramita las ayudas de la PAC (Política Agraria Común) pedirá en nombre del más de un millar de productores de girasol de la provincia de Granada a la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía que amplíe la retirada voluntaria de tierras del diez por ciento actual a un 50 por ciento, ante las pérdidas ocasionadas por las últimas lluvias, que han provocado que no puedan llevar a cabo la siembra de esta oleaginosa.

Según un comunicado remitido hoy por la entidad financiera, las abundantes lluvias de abril y mayo han impedido que las siembras puedan realizarse en condiciones óptimas antes del 31 de mayo, por lo que solicitan la retirada voluntaria de las tierras, subvencionadas por la Administración autonómica.

De aprobarse esta medida, las entidades colaboradoras se verán obligadas a realizar un número importante de rectificaciones de las solicitudes que se acogieran a la misma, aunque, según Caja Rural, «es preferible, porque así se solucionaría este problema derivado de la climatología».

La lluvia, que en términos generales está resultando beneficiosa para la agricultura, representa un inconveniente para los productores de oleaginosas de zonas tardías como Granada, «que pueden perder parte de sus ingresos si la Consejería no adopta esta medida».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí