La consejera de Justicia clausura el primer curso judicial y fiscal con un llamamiento a la especialización

GRANADA, 6 (EUROPA PRESS)

El juez decano de los juzgados de Granada, Antonio Moreno, solicitó hoy a la consejera de Justicia de la Junta de Andalucía, María José López, más medios materiales y humanos para hacer efectivas las órdenes de protección de las víctimas de violencia doméstica, especialmente, con la futura incorporación de la Ley Integral de Malos Tratos, cuyo anteproyecto de ley será aprobado previsiblemente este mes de mayo.

Moreno solicitó además que las medidas de protección, que afectan a 277 granadinas –un millar en Andalucía y más de 6.000 en toda España– sean de 24 horas «porque parece absurdo una protección parcial», al tiempo que indicó que «corresponde a las fuerzas de seguridad en contacto con la víctima y no a los jueces determinar el sistema de protección más adecuado», algo con lo que estuvo de acuerdo la consejera, en lo que fue su primera visita a una Junta de Jueces desde su nombramiento.

El juez decano anunció la puesta en marcha en los juzgados granadinos de un protocolo para evaluar la intensidad del peligro de cada agresor «para así determinar la medida de protección más eficaz», tal como hizo «con gran éxito» hace ahora un año en un juzgado de Orihuela (Alicante).

En este sentido, propuso «disponer de números de fax para comunicar las medidas a las fuerzas de seguridad u organismos a los que se acuerde», independientemente del registro ya puesto en marcha de violencia doméstica, así como establecer «contactos y convenios con el Colegio de Procuradores» para que aquella víctima que quiera personarse como acusación particular desde el principio pueda designar un procurador de oficio, indicando que «el juez no puede legalmente acordar la prisión provisional si ninguna parte personada se la pide», bien el Ministerio Fiscal o bien la víctima constituida en parte con abogado y procurador.

Por su parte, la consejera de Justicia aseguró que la lucha contra la violencia doméstica debe ser «una actuación integral, donde no sólo deberá estar representada la Administración de Justicia», al tiempo que indicó que «las órdenes de protección son un instrumento totalmente válido para abordar el problema».

Durante la clausura del primer curso de formación que se realiza en Andalucía para el acceso a las carreras judicial y fiscal, López hizo un llamamiento a los futuros profesionales de la Justicia a la especialización en violencia doméstica, así como en otros ámbitos «realmente interesantes» como los delitos medioambientales o aquellos que atentan contra el patrimonio.

Un total de 25 alumnos, licenciados en Derecho, han participado en este curso pionero en Andalucía y el segundo en España, que ha sido clausurado hoy por la presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Montserrat Comas, con la conferencia ‘Actuaciones y Objetivos del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género. Reformas legales’. El curso, que tendrá una duración total en distintas fases de dos años, ha sido organizado por la Universidad de Granada en colaboración con la Consejería de Justicia.

Con él se posibilita a los aspirantes a jueces y fiscales un marco institucional y académico para la preparación de las pruebas de la judicatura que hasta ahora quedaba exclusivamente en manos privadas, además de permitir a los opositores estudiar un temario elaborado por profesores universitarios y profesionales en ejercicio especializados en estos temas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí