La Junta abre expediente a la empresa al comprobar que trataba con vertidos peligrosos sin autorización

GRANADA, 4 (EUROPA PRESS)

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) y la Delegación de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en Granada han abierto investigaciones tras el descubrimiento por parte del Seprona de vertidos peligrosos procedentes supuestamente de un desguace de coches en la Cantera de San Ricardo de Atarfe (Granada), que podría afectar a un acuífero de Sierra Elvira, según informó a Europa Press el delegado de Medio Ambiente de la Junta en funciones, Gerardo Sánchez.

El Seprona descubrió el vertido a principios del mes de abril y empezaron a investigar a la empresa de desguace de coches que supuestamente ha vertido a la zona «todo tipo de materiales procedentes del desecho de vehículos como esponjas, tapicerías, manguitos, en la mayoría de los casos impregnados de aceite», según los datos aportados por la Guardia Civil.

Tras conocer de la existencia de este vertido que puede afectar a acuíferos de la zona de Sierra Elvira, el Seprona puso en conocimiento de un juzgado de Granada los hechos por entender que se puede derivar un delito ecológico y, por su parte, la Delegación de Medio Ambiente ha abierto un expediente sancionador a la empresa una vez se notificó el vertido por el Seprona, según informó Sánchez.

La Delegación ha realizado una visita a la zona del vertido y a la empresa presuntamente responsable del mismo y «de las inspecciones realizadas se ha detectado unos vertidos que no se pueden determinar en volumen que se han estado produciendo en los últimos meses en la zona de la cantera», indicó el delegado.

Así, Medio Ambiente, al comprobar que la empresa estaba tratando con vertidos peligrosos «para los que no disponía de autorización para gestionar los residuos ni tenía contratos que son obligatorios con empresas gestoras de residuos peligrosos para hacerse cargo de éstos», ha abierto un expediente a esta empresa.

Del mismo modo, la Delegación, según manifestó Sánchez, se ha puesto en contacto con el juzgado «para coordinar las actuaciones». En cuanto al tratamiento de la zona afectada, el delegado aseguró que se actuará en la misma porque hay vertidos peligrosos y se tiene que evitar «cualquier tipo de riesgo futuro que pudiera afectar al suelo o a los acuíferos».

En este sentido, «se empezará por sacar los residuos y llevarlos a una planta especializada en su tratamiento», si bien según señaló Sánchez «por los datos de los que dispone la Delegación parece que por el momento los vertidos no han llegado a afectar al acuífero, pero existe un riesgo importante de que pueda afectar tanto a las aguas como al suelo y a la vegetación de la zona».

El delegado afirmó que aplicará «una sanción ejemplarizante y rigurosa para que a nadie más se le pueda ocurrir hacer este tipo de barbaridades» y aseguró que «afortunadamente estamos ante una situación aislada, ya que el empresariado granadino está demostrando su sensibilidad y preocupación con los temas ambientales».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí