GRANADA, 22 (EUROPA PRESS)

En la actualidad unos 4.000 trabajadores de Escuelas Taller, Casas de Oficios, Talleres de Empleo y Unidades de Promoción y Desarrollo de la provincia de Granada se ven afectados por la precariedad laboral, que pasa por la eventualidad en el puesto de trabajo o la falta de reconocimiento laboral, entre otras cuestiones, según denunció la Federeción de Servicios Públicos de UGT.

El sindicato, a través de la recién creada sección sindical de Trabajadores de la Formación y el Empleo (Trafe), denunció hoy «la situación que soportan la media de 300 trabajadores que en estos momentos trabajan en 57 Escuelas Taller de la provincia, más los trabajadores que se encuentran en situación de eventualidad a la espera de la convocatoria de nuevas plazas», según informó en rueda de prensa el secretario general de la sección sindical en Granada, Enrique Garín.

Por su parte, el secretario general de la Federación de Servicios Públicos de Granada (FSP), Antonio Rejón, indicó que el sindicato va a trabajar «por llegar a los ámbitos de la negociación colectiva para que la problemática que afecta a los trabajadores, fundamentalmente monitores, directores, auxiliares administrativos y profesores de formación se pueda resolver a través del diálogo con la Junta de Andalucía».

UGT explicó que tras la transferencia de las políticas activas de empleo de la administración del Estado a la Junta de Andalucía en 2003, todavía está pendiente la publicación del reglamento de régimen interior marco para estos programas, «en el que se definará cuáles son las entidades promotoras y en la que se recogerá los requisitos y los perfiles de los alumnos y del personal directivo, docente y de apoyo».

Es en este marco en el que la FSP va a buscar vías de solución, interviniendo en las distintas mesas de negociación que se pongan en marcha, según anunció el sindicato.

Las reivindicaciones se centran en una mayor estabilidad en el empleo, en una regulación del sistema de selección basado en el actual fichero de expertos, que piden que se mantenga, «estableciendo unos criterios objetivos de baremación que eviten la discrecionalidad del ente promotor de la contratación y en la que haya control sindical», en el reconocimiento de la experiencia laboral y de la antigüedad, y en la regularización las condiciones de trabajo «en lo que se refiere a jornadas, horarios, retribuciones, vacaciones y bajas por enfermedad», apuntó Rejón.

Así, UGT señaló que la precariedad laboral es «la más alta de las que existen en cualquier campo laboral» y denunció el abuso en la contratación y que la máxima antigüedad a la que puede aspirar un trabajador de este sector es de seis meses.

El paso ahora que se ha constituido la sección sindical en Granada, es crear secciones sindicales en otras provincias andaluzas y aglutinar las reclamaciones y problemática del sector «para acudir a la negociacion en Sevilla e intervenir en el reglamento marco, en el que se nos reconozcan los derechos fundamentales como trabajadores», informó Rejón.

El sindicato apela a la «sensibilidad política» de los representantes de la Junta de Andalucía de cara a negociar y mejorar las condiciones de trabajo de este sector.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí