ALHAMA (GRANADA), 22 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Alhama de Granada espera que el nuevo Gobierno de la Junta de Andalucía agilice los trámites para la inclusión del Consistorio en el perímetro de protección del balneario, dictado por Minas en marzo de 2001, y ante el cual el Grupo Municipal de IU presentó una impugnación ante la dirección general de Industria y Desarrollo Tecnológico.

En declaraciones a Europa Press, el alcalde de Alhama, Francisco Escobedo Valenzuela, manifestó que el Ayuntamiento «sigue defendiendo su inclusión dentro del perímetro de protección del balneario, más que la modificación del mismo, como pide IU, ya que estas son las recomendaciones jurídicas y técnicas que nos ha trasladado la Federación de Municipios Termales de España». Con la inclusión del Ayuntamiento en el perímetro de protección, el Consistorio tendría derecho a una concesión de aguas, como hasta ahora ha tenido la empresa que gestiona el balneario, para el aprovechamiento de las aguas minero-medicinales del balneario.

Escobedo afirma que las conversaciones mantenidas con los representantes políticos de la Consejería de Empleo y Desarrollo Tecnológico de la Junta han permitido llegar a un acuerdo que asegura se encuentra «prácticamente cerrado y a la espera de la configuración del nuevo gobierno».

La propuesta que realiza el Ayuntamiento reconoce el uso de las aguas al balneario y plantea que «no se recorte ni una gota de la que necesite racionalmente para el uso del aprovechamiento hotelero que tiene», pero que el resto de las aguas se adjudique al municipio, para el disfrute de las aguas mineromedicinales del balneario a través de las pozas en las que se bañaban los vecinos y que desde julio de 2001 en virtud de la declaración del perímetro la empresa que explota el balneario impidió.

Escobedo propone que se utilicen las aguas para dar unos servicios «adaptados al siglo XXI», ya que «las pozas llevan más de 50 años sin que se haya intervenido en ellas y habría que dignificar el baño y los servicios que puedan darse que se encuentran en unas condiciones tercermundistas», actuaciones que el Consistorio alhameño acometerá en cuanto sea incluido en el perímetro de protección, según apuntó el primer edil.

Según el alcalde, los vecinos muestran en este tema su «indignación popular porque quieren hacer uso de estas aguas que fueron donadas por los Reyes Católicos al municipio», si bien dijo que «la gran mayoría de los vecinos comparten que el balneario debe seguir funcionando».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí