El Ministerio Público rechaza que actuara en legítima defensa y rebaja en tres años y medio la pena de cárcel para el padre de la víctima

GRANADA, 19 (EUROPA PRESS)

El Ministerio Fiscal ha elevado hoy a definitiva su petición de 12 años y ocho meses de cárcel para Juan Manuel F.C., el joven presuntamente responsable de una de las dos muertes ocurridas el 6 de abril de 2002 en Santa Fe (Granada) durante una reyerta entre dos familias gitanas, por un delito de homicidio y otro de participación en riña tumulturaria, rechazando así que actuara en legítima defensa tal como alegó el joven durante el juicio, que hoy ha quedado visto para sentencia.

Asimismo, ha rebajado de seis años y ocho meses a tres años y dos meses de prisión la pena solicitada para el padre de la víctima del mismo nombre que ésta, Pedro H.H., al considerar que no incurrió en un delito de homicidio en grado de tentativa tras golpear con un «garrote» en la cabeza a Trinidad C.F., la matriarca de la otra familia, sino en un delito de lesiones, así como en otro de participación en riña tumultuaria.

El Ministerio Público solicitó para los cinco acusados de las dos familias, penas que oscilan entre los 12 años y los ocho meses de prisión, la mayoría por delitos de lesiones y participación en una riña tumulturaria por la propiedad de un CD musical, que acabó con la vida de los hermanos Pedro y Eliseo H.H., crimen éste último por el que ya fue condenado un menor de edad, hermano del principal acusado.

Este menor, Ivan F.C., actualmente de 19 años de edad, testificó hoy durante la cuarta y última sesión del juicio, que se celebra por estos hechos desde el pasado lunes en la Audiencia Provincial, cambiando su declaración inicial al indicar que no apuñaló a Pedro H.H. por la espalda pero que se autoinculpó al pensar que la Justicia sería más benevolente con él que con su hermano, al ser menor de edad.

Por su parte, la defensa de Juan Manuel solicitó la libre absolución al considerar que cometió un delito de agresión con la eximente completa de legítima defensa, o alternativamente seis meses de cárcel con la concurrencia de arrebato. Según el letrado, la víctima fue quien atacó a su cliente con un cuchillo «por lo que no tuvo más remedio que defenderse», señalando que sólo le dio una de las tres puñaladas, la que no era mortal de necesidad.

La acusación particular mantuvo su petición de cárcel para todos los acusados, superior a la del fiscal, rechazando al igual que éste la legítima defensa esgrimida por Juan Manuel, para el que solicita 16 años de prisión, y cinco para cada uno de sus padres por cómplices. Según la letrada, el acusado acudió al domicilio de la otra familia lleno de cólera y armado después de que a su hermano lo golpearan por reclamar un disco compacto de música.

Agentes de la Guardia Civil declararon hoy que la familia de la víctima tenía un «verdadero arsenal en la vivienda» donde se incautaron garrotes, cuchillos y una pistola de fogueo tras el incidente, que obligó a reforzar la seguridad en todo el pueblo y provocó una manifestación en la que 150 personas pidieron el destierro de los presuntos homicidas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí