Piden ocho años de prisión para los dos ucranianos y seis para otro, por el secuestro de un compatriota suyo GRANADA, 19 (EUROPA PRESS)

La Audiencia de Granada juzgará a partir de mañana a tres súbditos ucranianos acusados de secuestrar en enero de 2002 durante doce días a un compatriota en un piso de Málaga y pedir por él un rescate de 3.600 euros, además de exigirle que trajera tres prostitutas de su país.

Los acusados, los hermanos Sergui y Oleg B., en prisión desde el 30 de enero de 2002, y Eugeni U., preso desde hace cuatro meses, se enfrentan a una petición de ocho y seis años de cárcel por un delito de secuestro y al pago de una indemnización a la víctima de 53 años, Vayacheslav S., de 12.000 euros.

Según el relato fiscal, los acusados introdujeron en un coche por la fuerza a la víctima sobre las 23.00 horas del 18 de enero de 2002, trasladándolo hasta la ciudad de Málaga bajo el engaño de que su hijo Igor les debía 30.000 euros.

Al día siguiente el hijo del secuestrado recibió una llamada de un amigo suyo por la que le comunicaba que su padre no aparecía por la casa, por lo que se puso en contacto con su madre, residente en Ucrania, que le dijo que Serguei tenía secuestrado a su marido en España y que si su hijo no llamaba para comunicarse con ellos, «no volverían a ver a su marido y tomarían represalias».

El hijo del secuestrado puso los hechos en conocimiento de la Policía Nacional que inició una investigación que finalmente dio con el paradero del secuestrado, el 30 de enero de 2002 en un inmueble de la calle Pepote, 31 de la capital malagueña, encontrándose éste «encerrado en una habitación al final del pasillo de la vivienda, tumbado en la cama, boca abajo y con la persiana entornada».

Anteriormente a esta detención, el 25 de enero, el hijo del secuestrado se reunió en la Estación de Autobuses de Málaga con Eugeni U., momento en el que recibió una llamada telefónica de Oleg B. en la que le manifiestó que quería un piso alquilado en Málaga, 3.600 euros el 30 de enero y tres prostitutas ucranianas como condición para liberar a su padre.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí