Dos investigadores de la Universidad de Sevilla acaban de patentar un método rápido de detección de dos enfermedades renales: proteinuria y lisozimuria. Este método se basa en las propiedades colorimétricas de las nanopartículas del oro en disolución. Parten de una disolución de color rojo, que cuendo entra en contacto con orina de un paciente con exceso de lisozimas, causa de la lisozimuria, pasa a ser azul. Basándose en este descubrimiento, estos investigadores pretenden desarrollar un kit que pueda agilizar el diagnóstico sin necesidad de personal especializado.

Más vídeos en http://www.historiasdeluz.es

Detección de enfermedades renales

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here