Una pulsera con el nombre y teléfono de los padres puede ser la mejor ayuda si un niño se pierde en la playa o en un centro comercial. Desde hace 8 meses, una emprendedora granadina comercializa, a través de Internet, este producto que nació enfocado a los niños pero que ahora vende a todo tipo de clientes. Cada comprador personaliza su pulsera con el diseño y los datos que desee: un número de teléfono, alergias o grupo sanguíneo; información de gran utilidad en caso de producirse alguna situación de emergencia. Ahora dará el salto al resto de Europa.

 

Más vídeos en http://www.historiasdeluz.es

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here