Published On: Mie, Abr 29th, 2015

Ruta motera por la Alpujarra profunda

Todo granadino que se precie ha estado alguna vez en La Alpujarra pero, por lo general, lo que habrá visitado habrá sido el barranco del rio Poqueira, donde están Capileira, Pampaneira y Bubión. Como mucho, es posible que se haya atrevido a adentrarse hasta Trevélez o, en un alarde aventurero, hasta el agua agria de Pórtugos.

Más allá de esa zona turística existe, sin embargo, otra Alpujarra menos visitada y cuyas carreteras son todavía más reviradas y llenas de subidas y bajadas sorprendentes. Tampoco hay gasolineras; es el precio de la aventura, así que hay que ir con el depósito lleno y agua abundante porque, aunque hay muchas fuentes, suelen pasar desapercibidas a unos metros del camino. Por supuesto, la cobertura del móvil se pierde en cuanto nos alejamos de los pueblos.

Esta ruta, perfecta para un día con comida entre medias, entra en pueblos pequeños donde el ruido de un motor resulta perturbador y donde la ropa funcional para la moto es un atuendo totalmente ajeno así que lo suyo es ver y callar.

Ruta para motos a la Alpujarra profunda

La entrada, desde Granada, se hace por Lanjarón y se baja por Órgiva hasta el puente sobre el rio Guadalfeo. Desde ahí se tuerce hacia la izquierda, dejamos un pequeño túnel a la derecha y nos dirigimos hacia Torvizcón. Hasta Torvizcón, por la A-348, la carretera es buena y con un carril para cada sentido pero un kilómetro después giramos a la izquierda hacia Almegíjar y desde allí hacia Notaez. La carreterea que entra en este pueblo no tiene continuación así que podemos girar hacia la derecha justo antes de entrar en el pueblo y volver a la A-348.

Por la carretra comarcal recorremos seis kilómetros más y giramos a la izquierda hacia Lobras por la GR-9027 en un pequeño cruce junto al que hay una parada de autobús. Bajaremos girando y girando hacia el rio y volveremos a subir para llegar hasta Lobras. Este pueblo se puede atravesar por el centro con las motos (difícilmente con una furgoneta) o por la “circunvalación” que lo rodea por el oeste.

Desde allí seguimos hacia Tímar por una carretera tan tranquila como bacheada y en tres kilómetros llegaremos al cruce que nos puede llevar hacia Tímar (a la izquierda) o hacia Cádiar, que está a tres kilómetros al oeste.

En Cádiar, al contrario que en la mayoría de todos estos pueblecillos que acabamos de pasar sí que hay oferta para comer al gusto de cada uno. Se puede reservar mesa en La Alquería de Moraima y probar platos alpujarreños con nombres locales sugerentes o se puede comer en El Cady un menú del día a muy buen precio.

Sobre esta ruta, hay que hacer una observación sobre el clima porque el desnivel es relativamente importante y se pasa con facilidad de los 500 a los 1.000 metros de altura y puede haber bastantes grados de diferencia en la temperatura.

A estas alturas todo el mundo sabe de la importancia del material pero desde motobuykers.es nos insisten en que la calidad de la vestimenta y los accesorios puede marcar la diferencia entre una vuelta tranquila y un viaje para olvidar. Mira su página de venta online de camisetas para moto o cualquiera otra de las del sitio y verás que un casco con garantías, por ejemplo, no tiene por qué salirte más caro que en tu tienda habitual.

Y, por supuesto, existen multitud de leyendas sobre las motos y el vino de la Alpujarra pero, en general son eso, leyendas. Seguramente habrá más multas y puntos perdidos y hasta algún costalazo por culpa del clarete que historias memorables pero, claro, de eso ningún motero habla.

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>