Published On: Jue, Jul 14th, 2016

EQUO Granada recuerda las ‘causas pendientes’ para esta legislatura

La formación ecologista apremia a buscar soluciones a los conflictos ambientales que afectan al territorio granadino, superando los tradicionales desencuentros entre el gobierno central del PP y el gobierno regional del PSOE, para invertir el paulatino deterioro de nuestro medio ambiente.

1.- Desertificación.

La provincia de Granada es primera línea de frente en la lucha contra la desertificación en el SE ibérico y una de las zonas más sensible a ella a nivel mundial. En el contexto de cambio climático de origen humano, este papel cobra especial relevancia al reducirse las precipitaciones y haberse hecho estas más estacionales, esporádicas y torrenciales.
Una de las principales consecuencias es la acelerada pérdida de suelo agrícola productivo, incrementada por otros factores como las recalificaciones hacia otros usos, especialmente en las áreas metropolitanas de Granada y entornos de Motril, Guadix, Baza …
Es fundamental reactivar la inversión en la lucha contra la desertificación y la regeneración de formaciones vegetales, así como en la conservación del suelo agrícola productivo. Encontramos un importante déficit en inversiones y regulación normativa en aspectos como:

  • Reforestación de tierras agrarias marginales, que terminan siendo abandonadas y favorecen la instalación de asociaciones vegetales propias de climas más secos, conduciendo a una pérdida de fertilidad y al incremento de la desertificación. La consecuencia es la pérdida de suelo y su uso forestal o agrícola futuro.
  • Adquisición de terrenos agrícolas marginales y abandonados susceptibles de ser erosionados para su revegetación.
  • Regeneración de la vegetación (reforestación en su caso) en montes públicos.
  • Eliminación de cultivos en pendientes superiores al 30% y obligatoriedad, incentivada, de su revegetación y transformación a terrenos forestales. Obligatoriedad de técnicas de laboreo conservativas en todos los cultivos con pendientes superiores al 12%.
  • Control de la carga ganadera y sancionamiento efectivo del pastoreo no autorizado.
  • Conservación y mantenimiento de las acequias de careo en La Alpujarra y protección como Identificación, catalogación y protección efectiva de terrenos agrícolas de regadío tipo “vega”, como las de Granada, Motril, Guadix, Baza, etc… Es esencial la revisión y actualización, con criterios agroecológicos y patrimoniales, del POTAUG para blindar el suelo agrícola productivo y la Adaptación consecuente de un Plan Especial de Protección de la Vega de Granada. Igualmente es urgente un plan similar para las vegas del delta del Guadalfeo.

Desertificación

2.- Calidad del agua.

La Directiva 91/271/CEE del Consejo, de 21 de mayo de 1991, estableció los requerimientos mínimos para recogida, tratamiento y vertido de las aguas residuales urbanas Esta Directiva fue traspuesta al ordenamiento jurídico español mediante el Real Decreto Ley 11/1995. Según esta normativa, ya en el año 2006 deberían haberse conseguido unos niveles adecuados de depuración, un objetivo aún lejos de conseguirse en nuestra provincia.
La Directiva Marco del Agua obliga a los Estados a conseguir el buen estado ecológico de sus aguas para 2015. La falta o deficiente depuración hace que la calidad de las aguas no sea la adecuada, comprometiendo dicha obligación Con fecha 14 de abril de 2011, España ya sido condenada por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea por no tratar adecuadamente las aguas residuales urbanas.
El buen estado de las aguas continentales en uno de los grandes temas pendientes en la provincia de Granada. Posiblemente las causas se pueden agrupar en tres aspectos: Falta de preocupación de las entidades locales; escasa financiación, tanto de infraestructuras como para identificación y eliminación de los puntos de vertido y finalmente laxitud de la administración hidráulica, por lo general, en la exigencia del cumplimiento de la obligación de depurar de las entidades locales.
El tiempo de las autorizaciones provisionales de vertidos y de la falta de exigencia en la sanción de los vertidos ilegales debió haber llegado a su fin hace tiempo. Se requiere por tanto:

  • Es necesaria una mayor concienciación e información de los responsables municipales, que se puede lograr mediante jornadas y campañas informativas, escuelas de alcaldes y formación de técnicos locales.
  • Se deben habilitar fuentes de financiación para la construcción de pequeñas depuradoras.
  • Verter sin autorización, o incumpliendo sus condiciones constituye infracción administrativa que debe ser objeto de sanción.
  • Cualquier autorización de cambio de uso de suelo, urbanización, instalación agrícola o industrial, debe estar supeditada a la obligatoriedad de depurar los vertidos lo que incluirá un proyecto adecuadamente dimensionado y presupuestado a tal fin.
  • Puesta en marcha urgente e intensiva de un Plan Inspección y eliminación de Vertidos, dotado de redes para el control de la calidad de las aguas y personal destinado a la toma de muestras y su análisis.

3.- Sistema Litoral

  • Recuperación de la dinámica natural del litoral. No regeneración de playas. Garantía de mantenimiento de caudal ecológico del Guadalfeo. Eliminación de infraestructuras de restauración permanentes en la zona pública de las playas.
  • Protección inmediata del litoral no urbanizado. Desclasificación y protección de los terrenos urbanizables en la línea litoral que aún no estén urbanizados.
  • Regeneración de caladeros con criterios ecológicos.
  • Restauración y protección de fondos marinos.

4.- Espacio y biodiversidad
Prioridad de la protección de las zonas húmedas granadinas y consolidación de las que se encuentran en buen estado. Padul, Charca de Suárez, humedal del Bahíco, …

  • Protección efectiva de las ZEPA y LIC.
  • Restauración ecológica de ríos y cauces de la provincia
  • Declaración de la Sierra de Lújar como Parque Natural.
  • Puesta en marcha de planes de conservación de especies vulnerables y en peligro de extinción en la provincia.
  • Plan de control de especies invasoras
  • Control, mediante censos públicos y/o independientes, de los planes de caza de los cotos.
  • Deslinde de montes públicos, cursos fluviales y vías pecuarias, especialmente en lugares conflictivos, e impulsar en ellos la compra de terrenos por ejercicio del tanteo y retracto.
  • Eliminación de obstáculos en cursos fluviales
  • Impulsar la conexión entre motes y cursos fluviales mediante corredores, recuperación de vías pecuarias, corredores fluviales, etc…

Ana Gállego, coportavoz de EQUO Granada recuerda que “todos son asuntos profundamente vinculados que no admiten parches sino una apuesta decidida por la salud ambiental de Andalucía, que es al fin nuestra propia salud y la de la nuestras hijas e hijos” recuerda. No podemos seguir instalados en la política de interinidad de los últimos meses, con problemas de gran envergadura guardados en el cajón”.
Frente a ello, la formación ecologista reclama que se establezca una agenda sobre cómo y cuándo se abordarán estos conflictos medioambientales, con transparencia tanto en los tiempos como en las medidas a adoptar por parte del Gobierno central y autonómico, a los que exigen, en palabras de David Sánchez, coportavoz junto a Gállego de EQUO en la provincia “a la hora de tomar decisiones, cuente con los colectivos y las asociaciones implicadas, las que llevan años trabajando sobre el terreno y son quienes mejor conocen la problemática y sus soluciones más eficaces”.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>