Published On: Mie, Feb 25th, 2015

UPyD intenta frenar el megaenchufe colectivo en el Ayuntamiento de Granada

El Ayuntamiento de Granada vuelve a dar una exhibición de lo que NO se debe hacer cuando se gobierna en una institución pública: esta vez pretendían convertir en funcionarios a 30 contratados mediante un concurso interno consistente en la presentación de un trabajo mecanografiado de 75 páginas. Aunque la nota de prensa que ha difundido UPyD no lo dice, es de suponer que los treinta afortunados a los que le iba a llover del cielo una plaza perpetua de funcionario por 75 fotocopias (3,75€ aproximadamente) serán fieles del partido que podrían perder su contrato si cambia el partido con mayoría en el consistorio.

El grupo municipal de UPyD en el Ayuntamiento de Granada ha cumplido su promesa y ha presentado ante los juzgados de lo Contencioso Administrativo una demanda contra las bases del proceso de funcionarización de treinta laborales fijos del Consistorio. En esa demanda, UPyD pide como medida cautelar que se suspenda la convocatoria hasta que el juez tome una decisión sobre el caso.

UPyD llega a la vía judicial después de agotar los procedimientos internos. El 8 de enero presentó un recurso de reposición que el Ayuntamiento, con fecha de 5 de febrero, rechazó. Sin embargo, como entiende que no se le ha dado una razón de peso para desistir y como está convencida de que las bases de esa convocatoria “no se ajustan a derecho y vulneran los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad” que deben regir para acceder a la función pública, la portavoz y concejal de la formación magenta, Mayte Olalla, opta por recurrir a los juzgados. “No nos gusta gastar el dinero público en esto, pero no nos queda otra salida”, afirma.

Rafael Romero abogado del grupo municipal de UPyD y Mayte Olalla

Rafael Romero, abogado del grupo municipal de UPyD, detalla que la convocatoria se impugna porque, por un lado, no se llega al número mínimo de temas exigidos por la ley (se suprimen entre 2 y 18, según la categoría) y por otro, porque la única “prueba objetiva” que se le exige al candidato es la presentación de un trabajo por escrito, de 75 folios a una cara, “de un tema relacionado con el temario anexo a la convocatoria” y del que ni siquiera tienen que demostrar su autoría.

El Ayuntamiento, para justificar que eso es legal, contestó al recurso inicial de UPyD diciendo que, como ese trabajo se debe después defender ante un tribunal, el candidato demostraría de esa manera que es suyo. “Es algo digno del Club de la Comedia. Es como si a alguien, por saberse la lista de los Reyes Godos, le atribuyen la autoría de un libro de historia”, subraya Rafael Romero.

UPyD considera que el Ayuntamiento pretende “infringir gravemente la regulación legal” y que el recurso que ahora se presenta ante los juzgados significa, en la práctica, garantizar “la seguridad” de los aspirantes a lograr una plaza de funcionario. “Porque puede ocurrir que esta convocatoria, posteriormente, sea revisada de oficio por el Consejo Consultivo de Andalucía y anulada. “Sólo con la resolución de este conflicto por vía judicial se garantiza que nadie pueda poner en duda la forma en que alguien ha accedido a un puesto de funcionario”, recalca Romero.

El abogado del grupo municipal de UPyD lamenta que el gobierno local que preside José Torres Hurtado “haya perdido la oportunidad de arreglar los entuertos que ha provocado” en este campo. “Su política ha sido denegar todo lo que ha denunciado UPyD, ha entrado en bucle y no nos ha dejado otra vía que la del Contencioso Administrativo”, insiste.

Displaying 1 Comments
Have Your Say
  1. pedro dice:

    Bien hecho. Alguien tiene que intentar oponerse por todos los medios legales a los “chanchullos” de los partidos viejos, aunque le cueste la inquina de los opinadores “concertados”

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>