Published On: Vie, Feb 20th, 2015

¿Quién va a pagar el desastre económico de la Universiada?

Mayte Olalla, la concejal de UPyD en el Ayuntamiento de Granada, saca a relucir las cuentas de la Universiada de Invierno que (aunque la inmensa mayoría de los granadinos no se haya enterado) se ha celebrado en Granada. Las cuentas muestran un agujero de 16 millones de euros aunque desde el Ayuntamiento se esfuerzan en disimularlos hablando de la repercusión internacional del evento, cosa más que dudosa dado que las encuestas mientras que dos tercios de los granadinos ni sabían qué era esta competición ni si se estaba celebrando en Granada. Nadie, por supuesto asumirá responsabilidad alguna sobre ese dinero público despilfarrado.

Mayte Olalla, concejal y portavoz del grupo municipal de UPyD en el Ayuntamiento de Granada, ha afirmado que la Universiada de invierno ha sido una nueva demostración de cómo las administraciones públicas “tiran por la ventana” el dinero de todos” sin ningún miramiento.

Lejos de las conclusiones triunfalistas y de las “palmaditas en la espalda” con que las instituciones organizadoras han despachado la competición una vez finalizada, UPyD resalta que los datos demuestran que los gastos han superado ampliamente a los ingresos. En el primer capítulo hay que incluir al menos éstos: tres millones del canon a la Federación Internacional de Deportes de Invierno (FISU), cuatro en gastos generales, un millón en gastos previos, 10,5 en obras en la estación de esquí y 4,5 en la primera fase del pabellón de Fuentenueva. El total hace 23 millones.

Universiada Granada

En cuanto a los ingresos, serían 1,8 millones por pernoctaciones, 0,7 en gastos generales de los atletas y sus delegaciones, 3,5 en contratación de servicios y 10,5 en que se cifra lo que habría costado la publicidad necesaria para llegar a 45 millones de espectadores. Todo eso suma 17,5 millones, así que el desfase, en el mejor de los casos, sería de 5,5 millones.

En el mejor de los casos, porque las instituciones calculan cuánto habrían tenido que gastar en publicidad pagada en los medios de comunicación, especialmente en televisión, pero eso es más que discutible. “El que ve un partido muchas veces no sabe en qué ciudad se disputa, y si la nombran le importa poco. Es la transmisión de un partido, no publicidad de la ciudad”, enfatiza.

Olalla recuerda que su formación nunca vio claro que la Universiada fuera una buena idea desde el punto de vista económico, sobre todo porque conocía estudios que indicaban que este tipo de competiciones “han pasado desapercibidas en otros sitios” y que hasta se hicieron encuestas que demostraban “que el 65% de los ciudadanos ni siquiera sabían que se celebraron”.

También le parece “por lo menos una barbaridad” que el estudio de viabilidad se encargara cuando Granada ya había dado el sí a la organización del evento. “Eso es como si una familia que está en paro decide comprarse un coche de 60.000 euros y, cuando ya está pagándolo, se plantea si lo puede mantener”.

De la misma forma, UPyD también solicitó un estudio sobre el impacto social que se preveía para la Universiada. No lo ha recibido y ahora lo volverá a reclamar al Ayuntamiento. Sí se divulgaron, en cambio, otros dos: uno que hablaba de lo bien que ligaba la imagen de Granada con la nieve y los deportes de invierno, y otro que realizó el Observatorio Económico del Deporte. “Este último nos parece, por lo menos, poco objetivo”, observa Olalla, que incide en que si no se divulgó el del impacto social, probablemente fue “porque concluía que apenas existía tal impacto”.

En la misma línea, UPyD también preguntará por qué los gastos de organización han ascendido a siete millones de euros, que son la suma de los cuatro millones que se consignan para tal fin y los tres del canon a la FISU, que, según se dijo, repercutirían en esas funciones. “Siete millones para algo que después ha contado con la colaboración de voluntarios nos parece otra barbaridad”, agrega.

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>