Opinión

Nochevieja en Granada

Se acerca el Nuevo Año. ¿Tienen ya claro lo que van a hacer en Nochevieja? ¿No? Entonces deberían empezar a preocuparse si no tienen nada reservado. Sirvan mis palabras de aviso para navegantes, y que no se vean forzados a aceptar cualquier proposición de última hora.

Cada año es preciso hacer las reservas con una mayor antelación para poder ir a un sitio de calidad ( si es que puede haber calidad en una fiesta cotillón de fin de año). Ya a mediados de Noviembre empecé a escuchar voces que decían "¿qué vamos a hacer en Nochevieja?" Y yo pensando "¿pero donde vas alma de cántaro con lo que queda todavía?". Pero me equivocaba inocentemente.

Cada vez se empiezan a organizar las fiestas de Nochevieja antes. Es un buen negocio y hay que darle salida rápido a las entradas y completar aforos. Y no me digan "bah, me da igual, que yo voy a alquilar una casa rural para pasar la Nochevieja y algunos días más", porque es aún peor si cabe, y hay que hacer la reserva con mucha más antelación, incluso de meses.

Salir en Nochevieja en Granada da lugar para muchas opciones. La cenita romántica en un hotel, en la que puedes tomarte las uvas, para seguir después con la fiesta hasta tarde. Suelen ser algo más tranquilas que los cotillones de siempre, recomendadas a puretas o mayores del tipo "quiero-ser-fiestero-pero-no-aguanto". El servicio suele ser mejor, pero claro, también es bastante más caro.

Los cotillones: tan temidos como amados. Según el sitio y quien lo organice, puede ser muy aprovechable o un tostón. Es decir, si llegas y te pegas 2 horas entre que llegas, dejas el chaquetón y todo, no te da tiempo a echarte la copa de bienvenida que ya estás en la calle. O que vendan más entradas de las que permite el aforo, con lo que te puedes pegar toda la noche recibiendo empujones y frotamientos no deseados. Recomendada a jóvenes y gente que lo aguanta todo con una sonrisa. Cuidado también con el tema de la seguridad, las peleas, etc. Vayan a sitios conocidos, y a ser posible, cerca de sus hogares. Tener que coger coche o que nos lleven en autobuses preparados al efecto suele ser un asco, porque el tráfico en esa noche es mortal.

Salir de pubs: una muy buena opción si se tienen las ideas claras, y se va pronto a un pub a hacerse fuerte en la barra. Es tu territorio, tu abrevadero en el río, defiéndelo hasta la muerte, pues de ello depende tu supervivencia esa noche. Si te ganan la posición, estás perdido. Si cambias de pub, pantéate que no puedas volver a entrar a otro, que a altas horas empiezan a estar muy llenos todos. Sin embargo, con una buena preparación, puede ser una de las mejores opciones, sino la mejor.

Si querían alquilar una casa rural y aún no tienen reserva, lo tienen bastante complicado. Pueden intentarlo, quizás tengan suerte aún. Tanto para el caso de alquilar una casa rural como para hacer una fiesta de amigotes en una casa o local cualquiera, aseguren un adecuado suministro de comida y bebida, que a mitad de la noche da mucha hambre, Y sobre todo, el equilibrio masculino-femenino. Queremos organizar una fiesta de Nochevieja, no el Frankfurtfest (la Feria Internacional de la salchicha).

También se pueden ir de afterhours, aunque esto sólo recomendable a los que tienne muchas, muchas ganas de juerga, y no hay demasiadas opciones.

Y si no quieren complicarse la vida, quedense en sus casas con sus respectivas familias, o trabajen, una buena forma de ganarse un sobresueldo con una sola noche de trabajo.


  

Todavía no hay comentarios

Deja un comentario


?



  

Todavía no hay comentarios

Deja un comentario


?