Condena por intento de homicidio

Condenado a tres años de cárcel por el intento de homicidio de un hombre al que golpeó con un hacha

GRANADA, 28 (EUROPA PRESS)

La Audiencia de Granada ha condenado a una pena de tres años y nueve meses de prisión a un joven de 27 años por un delito de tentativa de homicidio contra un hombre al que golpeó con un hacha en la cabeza tras una discusión en un bar de Órgiva (Granada), y al que tendrá que indemnizar con 4.915 euros.

La sentencia de la Sección Primera se ha emitido después de que se llegara a un acuerdo de conformidad entre las partes el pasado 13 de octubre, cuando el abogado del procesado José M.L. se adhirió a la solicitud del fiscal, que inicialmente pedía para éste, siete años de prisión por el mismo delito. La causa se seguía además contra su padre, José L.B., que ha fallecido, con lo que su responsabilidad penal se ha declarado extinguida.

Asimismo, la representación legal de la víctima, Francisco G.E., también aceptó la rebaja propuesta para el fiscal para el acusado y reconoció ser culpable de la falta de lesiones de la que se le acusaba, por la que tendrá que pagar una multa de 120 euros por golpear durante la riña a uno de sus agresores y una indemnización de 318 euros.

Según consta en la sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, los hechos se remontan al 26 de mayo de 2007, sobre las 22,00 horas, cuando se originó en el bar 'Casa Santiago', situado en la localidad de Órgiva (Granada), una discusión entre Francisco G.E. y José L.B., a raíz de la cual el primero golpeó al segundo causándole diversas lesiones.

José L.B. acudió a su vivienda para contarle lo sucedido a su hijo, José M.L., que estaba celebrando una fiesta, mientras que Francisco G.E., se fue a una discoteca de la localidad acompañado de varias personas.

PERSECUCIÓN HASTA UN CALLEJÓN

Posteriormente, Francisco G. salió de la discoteca y se introdujo en su coche para dirigirse a la localidad de Cáñar, cuando se encontró a José L.B. que lo esperaba en mitad de la calle y le invitó a que se bajara del vehículo "ya que tenían que hablar". Así lo hizo Francisco, que le siguió hasta un callejón.

Allí se encontraba escondido el hijo de José L.B., que golpeó a Francisco G.E. por la espalda con un hacha en la cabeza, cayendo la víctima al suelo, momento en que el padre le propinó varias patadas y golpes con la parte roma de la hoja del hacha. Ambos abandonaron posteriormente el lugar.

Como consecuencia de la agresión, Francisco sufrió lesiones que "pusieron en riesgo su vida", al sufrir un traumatismo craneoencefálico con fractura craneal de diez centímetros de longitud en trazo vertical y cuatro en horizontal, por lo que permaneció dos días hospitalizado y necesitó otros 43 para curarse.

Vídeos sobre Condena por intento de homicidio