Juicio por extorsión y robo

Juzgan hoy a dos hombres acusados de extorsionar a un conocido y robarle el coche





GRANADA, 27 (EUROPA PRESS)

La Sección Primera de la Audiencia de Granada acogerá hoy el juicio contra dos hombres acusados de extorsionar a un conocido al que robaron el coche e intentaron arrebatar su casa por una supuesta deuda que aseguraban que tenía contraída, por lo que se enfrentan a una petición fiscal de 9,5 años de cárcel para cada uno.

En su escrito de acusación, al que tuvo acceso Europa Press, el Ministerio Público señala que sobre las 10,00 horas del 13 de junio de 2005 los acusados, de iniciales F.H.S. y A.G.L., "actuando de común acuerdo y con compartido ánimo de enriquecerse ilícitamente", se presentaron en el domicilio de A.M.H.M, en Maracena (Granada), junto a dos personas no identificadas.

Éste último les franqueó la entrada a la vivienda, puesto que conocía de antes a los acusados que, una vez en el interior, le comenzaron a empujar repetidamente diciéndoles que "les había hecho perder mucho dinero y que venían a cobrárselo", obligándole a sentar en una silla al tiempo que le preguntaban dónde tenía el dinero, según el relato fiscal.

Al responder A.M.H.M. que no tenía, le exigieron que les entregara las escrituras de la vivienda y los dos vehículos que tanto la víctima como su esposa poseían. Acto seguido, y mientras le decían que, en caso de no cobrar la supuesta deuda que se le reclamaba, "sabían dónde vivía su madre y el colegio donde estudiaba su hijo", procedieron a registrar la casa.

Se apoderaron de 3.000 euros en efectivo, las llaves de la vivienda y el mando de la cochera. Además, le llevaron hasta el sótano, lugar donde se encontraba la caja fuerte, exigiéndole que la abriera. Al decir A.M.H.M. que no recordaba la combinación, los procesados le golpearon varias veces en la parte posterior de la cabeza sin causarle lesión.

Tras dos intentos de abrirla, desistieron de ello por temor a que estuviera conectada a una Central de Alarmas, por lo que volvieron a la planta superior y reclamaron a su presunta víctima más dinero, la documentación de la vivienda y la de los vehículos. A.M.H.M. les contestó que las escrituras las tenía su abogado y que el vehículo de su mujer lo había vendido.

LE OBLIGARON A LLAMAR AL CONCESIONARIO

Sin embargo, los acusados, al registrar los muebles, encontraron en un cajón las llaves de un coche, por lo que le preguntaron dónde se encontraba, a lo que A.M.H.M respondió que estaba en un concesionario, al que le obligaron a llamar para decirle a su responsable que había vendido el turismo a dos personas que iban a pasar a recogerlo.

Mediante amenazas obligaron a su víctima a subir en otro turismo de su propiedad, que llevaron hasta Granada, donde lo estacionaron en un aparcamiento en el Centro Comercial Neptuno. A continuación, le obligaron a ir a pie hasta una inmobiliaria, donde los acusados y A.M.H.M. comparecieron para redactar un contrato de compra-venta de la vivienda de éste último.

Al decirles la empleada del establecimiento que aquello no era posible, se marcharon y entraron posteriormente a una cafetería, donde los procesados obligaron a firmar a A.M.H.M. un documento confeccionado a mano del que no le permitieron conocer su contenido y el permiso de circulación de su vehículo en la parte posterior. También le arrebataron su DNI y le hicieron varias fotocopias.

Finalmente, dos horas después le dejaron marchar, pero ellos se fueron con el coche de éste, al que dijeron que volverían para cobrarse su deuda. A continuación pasaron por el concesionario y recogieron y se apoderaron del vehículo antes mencionado.

El fiscal considera que los hechos son constitutivos de un delito de robo con violencia e intimidación, otro de extorsión y otro de detención ilegal, de los que ve autores a F.H.S. y A.G.L., para los que solicita, además de la pena de cárcel, que indemnicen a su víctima en 25.400 euros.

Vídeos sobre Juicio por extorsión y robo