Published On: Lun, Feb 2nd, 2015

Sufrir abusos durante la infancia aumenta las posibilidades de depresión sobre todo en adultos genéticamente predispuestos




Los profesores de la Universidad de Granada Blanca Gutiérrez y Jorge Cervilla, pertenecientes al grupo de investigación CIBERSAM.

Los profesores de la Universidad de Granada Blanca Gutiérrez y Jorge Cervilla, pertenecientes al grupo de investigación CIBERSAM.

Un estudio internacional liderado por científicos de la Universidad de Granada ha demostrado que el riesgo de padecer una depresión por haber sufrido maltrato durante la infancia es significativamente mayor en aquellos pacientes que tienen una predisposición genética.

Este trabajo, publicado en la prestigiosa revista Journal of Psychiatry and Neuroscience, ha sido coordinado por la profesora Blanca Gutiérrez, del departamento de Psiquiatría de la Universidad de Granada, y en él participan investigadores del grupo CIBERSAM (Centro de Investigación Biomédica de la UGR), el departamento de Bioestadística de la UGR, King´s College of London, Universidad de Málaga, RedIAPP, University College London, Universidad Loyola Andalucía, Universidad de Sevilla, Universidad de Zaragoza, Servicio Riojano de la Salud, Servicio Canario de Salud y Hospital Universitario Clínico San Cecilio de Granada.

Los científicos analizaron una muestra formada por 2.679 pacientes de Atención Primaria, pertenecientes a 41 centros de salud distintos de siete provincias españolas, de entre 18 y 75 años. A todos ellos se les realizó un seguimiento durante un período de tres años, que incluyó una serie de pruebas genéticas.

Los resultados demostraron que aquellos individuos que tienen formas poco funcionales de genes implicados en el neurotrofismo (BDNF) y en la transmisión de la serotonina (SERT) son particularmente vulnerables al efecto nocivo que el maltrato infantil (psicológico, físico o sexual) tiene sobre el estado de ánimo y como factor de riesgo de depresión clínica.

Como explica la profesora Gutiérrez, “se trata de un importante hallazgo de una triple interacción gen-ambiente, cuya trascendencia es aún mayor si tenemos en cuenta que la respuesta a los antidepresivos parece estar mediada fundamentalmente a través de proteínas codificadas por los dos genes que hemos estudiado”.

“Nuestros resultados representan un modelo explicativo genético-ambiental de fundamento a dicha respuesta terapéutica”, concluye la investigadora de la Universidad de Granada.

Referencia bibliográfica: The risk for major depression conferred by childhood maltreatment is multiplied by BDNF and SERT genetic vulnerability: a replication study Blanca Gutiérrez, Juan Ángel Bellón, Margarita Rivera, Esther Molina, Michael King, Louise Marston, Francisco Torres-González, Berta Moreno-Küstner, Patricia Moreno-Peral, Emma Motrico, Carmen Montón-Franco, María Josefa Gilde Gómez-Barragán, Marta Sánchez-Celaya, Miguel Ángel Díaz-Barreiros, Catalina Vicens, Juan de Dios Luna, Irwin Nazareth, Jorge Cervilla J Psychiatry Neurosci 2014 Submitted Apr. 4, 2014; Revised July 30, 2014, Sept. 3, 2014; Accepted Sept. 24, 2014 DOI: 10.1503/jpn.140097 El artículo completo está disponible en el siguiente enlace: http://jpn.ca/wp-content/uploads/2014/12/39-6-140097.pdf

Contacto: Blanca Gutiérrez. Departamento de Psiquiatría e Instituto de Neurociencias de la Universidad de Granada. Tlf: 958 24 20 75. Correo electrónico: blancag@ugr.es

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>