Published On: Mar, ene 8th, 2013

La malafollá granadina llega embotellada

En la bodega Cuatro Vientos se puede beber la ‘malafollá’ de nuestra tierra. El enólogo de la bodega Francisco Molina tuvo la inspiración de crear este vino y se le ocurrió embotellar la característica más emblemática del granadino, su ‘malafollá’. ‘Un carácter local, una forma de ser, un tópico creado, un ser de una tierra, una deformación de una expresión no ser malo, pero aparentarlo’, reza la etiqueta de la botella, dentro del vino Malafollá encontramos dos tipos un crianza y un tinto.

museo-virtual-cuatro-vientos

La Bodega Cuatro Vientos ha sido una de las fundadoras de la Denominación de Origen Protegida Vino de Calidad de Granada, dentro de la subzona Contraviesa Alpujarra. Esta bodega y sus vinos han sido premiados en diversos certámenes como por ejemplo los premios Mezquita, Costa Tropical, Torre de la Vela… Reconocimientos que ponen a los vinos de Granada en un lugar de calidad y de reconocimiento. Un vino de calidad que se logra gracias a los trabajadores y maquinaria de la bodega que realizan un trabajo diario de principio a fin porque conlleva desde el trabajo en los viñedos propios hasta el etiquetado de la botella.

Museo Virtual

Los hermanos Castillo han hecho posible con las nuevas reformas el museo virtual del vino, en lo fue la antigua bodega. Un museo que se puede ver y sentir, ya que ‘El alma de la bodega’ es un espectáculo audiovisual de luz y color que introduce al espectador en la explicación del proceso y elaboración del vino.

En la misma exposición hay un muestrario de las diferentes herramientas y objetos de distintas épocas que han sido reunidas y restauradas con paciencia para poder conservar y transmitir las peculiaridades de la tradición milenaria del vino. Pero, no sólo hay vino en Cuatro Vientos, también se puede visitar el Museo de la Trilla, donde además de maquinaria antigua para trabajar con el trigo, se puede encontrar instrumentos que utilizaban las gentes de la zona en su vida cotidiana, desde sartenes para las migas hasta un ‘tacataca’.
Las obras de la reforma incluyen además un restaurante, una torre-suite para el hospedaje y una sala de celebraciones donde los clientes pueden guardar su vino en ‘enonichos’ y disfrutarlo en la propia bodega. Además se está llevando a cabo la idea de hacer un complejo con cabañas rurales. Desde el restaurante de la bodega se puede disfrutar del paisaje desde el que se puede ver, en los días claros, la cordillera del Atlas en África.

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>